RANCHOS DE MONTAÑA

Vivir en los ranchos es un rencuentro con lo íntimo del ser; evoca esas experiencias que en ocasiones hemos disfrutado en la niñez: cuando la luz se encendía al amanecer y se apagaba con los últimos rayos de sol y sólo un farol iluminaba la noche junto al fogón. Cuando se compartían en una galería, entre risas y abrazos, anécdotas que se repetían una y otra vez entre familiares o amigos, contemplando entre pausas de silencio el paisaje.
Con amplios espacios, entre colores ocre, piedra, olor a madera y comidas ahumadas, los ranchos invitan especialmente a vivir experiencias; proponen actividades colectivas con impronta gastronómica; se podrá disfrutar de un espacio central para el fogón, un horno chileno, zona de asador y galería, todo listo para una reunión con amigos, en un marco de total privacidad.
Recomendamos el modo “unplugged” opcional. Si, como era antes; podremos optar cuándo usar energía eléctrica y cuándo no. Crear el marco, en el momento deseado, para un encuentro con lo trascendente; la buena compañía, una charla mirando las estrellas y apreciar la naturaleza con sus sonidos, al ritmo marcado por la luz del sol.
Quien no tuvo este tipo de vivencias, ahora es el tiempo. Bienvenido a los ranchos de Montaña.

Casas rústicas de gran categoría y muy bien acondicionadas.
150m2 construidos en piedra, hormigón y madera en tipologías de 2 y 3 dormitorios, aptos para hospedar hasta 10 personas. Situadas en predio cerrado con seguridad, colindando con el centro, SUM, pileta, 11 hectáreas de parque y todos los servicios.
Totalmente equipados con cocina, horno chileno, asador en galería, área de fogón central. Perilla de apagado a modo sin electricidad.

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN:

GALERÍA

Start typing and press Enter to search