En medio de esta coyuntura mundial, donde las necesidades cambian constantemente, nuestro equipo de arquitectura concentró largas horas de trabajo en la reorganización y planificación de todo lo que se viene para este segundo tramo del año, pretendiendo avanzar enérgicamente en los diferentes rubros que componen el proyecto.

Y es a base de profesionalismo, pasión y una enorme energía que pudieron continuar con la coordinación general del proyecto que conlleva una mirada minuciosa, en escenarios tan cambiantes; adaptaron rápidamente los protocolos dispuestos por las autoridades correspondientes, en relación a las medidas preventivas para retornar a obra el proyecto; ganaron tiempo en realizar diversas contrataciones y resoluciones del hotel y el proyecto en general.

El desafío propuesto para esta etapa es continuar con la ejecución de estructuras de Torre Sur y Recepción. Darle continuidad al avance de Torre Norte, en materia de instalaciones, construcción en seco de fachadas y carpintería de aluminio, que ya están siendo fabricadas en planta. Así como también cubiertas de techo, que brindarán las condiciones necesarias para avanzar en carpinterías de madera y emplacados interiores.

Esto es Molvento. Un proyecto, una realidad.

 

Start typing and press Enter to search

Limones en el monte frutal