Las alpallamas son un híbrido que nace de la mezcla de alpacas y llamas.
De su pelaje se obtiene lana de muy alta calidad, además de ser un animal de carácter mucho mas manso que la llama.
Viendo el potencial que tenía esto para Molvento nos contactamos con el Establecimiento La Candelaria. Quienes están a cargo son los descendientes de Victoriano Calizaya, comerciante y criador de camélidos que a comienzos del siglo XX realiza la primer cruza entre alpacas traídas desde Oruro, Bolivia con llamas de la puna jujeña. Nos impresionó su larga trayectoria familiar.

Algunos se preguntarán, ¿por qué alpallamas en Molvento? Y éstas son algunas de las razones que nos llevaron a emprender este desarrollo:
– Los camélidos domésticos tienen bajos requerimientos de forraje y agua. Además, restauran pasturas en suelos degradados.
– Reemplazo de ganado bovino que impacta fuertemente sobre la cuenca del Dique Los Molinos degradando suelos y pasturas naturales, además de requerir un alto consumo de forraje y agua.
– Producción de materia prima para desarrollos familiares (por ejemplo, tejidos artesanales).
– Atractivo turístico. Animales que quizás no se conozcan y sirvieron para la construcción de varios países de Sudamérica, inclusive Argentina.

Hoy, con dos ejemplares nacidos en Molvento, las alpallamas viven entre nosotros, al pie de las sierras.

 

Start typing and press Enter to search